Suscripción, divino tesoro

PRVOL_eldiario_090413_Luisma_Serrano_Belmonte

Luisma

La crisis económica ha tocado al periodismo muy a fondo, pero no lo ha hundido. Y no lo ha hundido porque puestos a crear, como exige nuestro oficio, no sólo se han creado nuevos modos de ejercer la profesión, que se han ido adaptando a los nuevos soportes con bastantes dificultades, pero saliendo a flote poco a poco. También se han creado nuevas formas de vivir de ello, de financiar medios y de cobrar a cambio de una información que, desde la era digital, cada vez se escapa más de nuestra potestad. Más que inventar nuevos modos, siendo exactos, lo que se está haciendo en muchos de los exitosos casos de los nuevos medios, y de algunos medios tradicionales que se están adaptando bien a la época, es desempolvar viejos métodos de financiación y que, otrora, resultaron efectivos, así como lo fueron también en otros países en los que, nos guste o no, el periodismo, siempre fue por delante.

Estamos hablando de las suscripciones, esa especie de contratos que los medios firman con sus lectores más fieles, conocidos como suscriptores y que a día de hoy, están salvando económicamente a más de un medio de comunicación. El suscriptor de un medio recibe información fija con cierta frecuencia, estipulada de antes, y con ciertos privilegios con respecto al medio en concreto, a los que el resto de usuarios (si es que tuviera otro público además de los suscriptores), no puede acceder. Sabiendo esto, es de esperar que la mayoría de los medios de comunicación que funcionan por esta vía, estén más que agradecidos a este tipo de lectores, los más fieles, e intenten mantenerlos casi de la misma forma que intentan crecer. Algo que parece mucho mejor, en los tiempos que corren, que acomodarse y esperar a que caigan lectores, o polarizar opiniones, o vender prensa cada día más amarillista, con el objetivo de vender a toda costa y tener un público fijo, que cada vez es menos fijo dada la oferta de prensa e información que existen.

Así, ElDiario.es se ha hecho hueco entre los lectores casi sin enterarnos, y se ha convertido en un medio a tener muy en cuenta en la actualidad y la información que circula por las manos de todo el país, tanto digital como en papel. ElDiario aparece como consecuencia del cierre del diario Público, al igual que otros medios de características similares y con la intención clara de ponerse el periodismo libre como la más absoluta de sus banderas, independientemente de los marcos editoriales en los que las encuadren.

La intención, y sobre todo la puesta en práctica de un periodismo libre, suele llevar consigo, o debería ir unido para no perder un ápice de sentido, cierta transparencia que ayude a demostrar esa libertad de prensa precisamente. Transparencia en todo, dentro de las políticas de empresa que lleve a cabo cada medio. Por supuesto aquí entra la transparencia en las cuentas del medio, para saber de dónde provienen los ingresos del mismo y que nadie está siendo engañado al invertir aunque sea un céntimo en la publicación y funcionamiento del mismo. Y esto es lo que ha querido hacer ElDiario.es por medio de una carta firmada por su director, Ignacio Escolar. En esta carta a sus suscriptores, podemos ver las ganancias del periódico en sus primeros meses de vida, las pérdidas del mismo por pocas que sean en relación a las que se esperaban, los trabajadores que forman la plantilla del medio, de dónde sale todo ése dinero (sobre todo de los propios suscriptores) y adónde va todo ése dinero. Precisamente por el hecho de que gran parte de la base económica del periódico son los mismos suscriptores, se hace necesaria una carta como ésta, que demuestre la claridad y transparencia que el medio tiene para con ellos, y que les de motivos para seguir invirtiendo en él los cinco euros mensuales que hasta ahora habían estado invirtiendo.

Dentro de la carta de Ignacio Escolar a sus suscriptores, cabe señalar que se aprecia un tono halagador e incluso cariñoso, con el fin de mantenerlos, cosa que puede estar mejor o peor vista, pero no deja de ser una táctica más que al fin y a la postre se hace necesaria para la supervivencia del medio. Ahora bien, hay una de las afirmaciones que el director de ElDiario hace en dicha misiva, que se refiere a que los suscriptores llegan a pagar el dinero que pagan en el medio, para que otros lectores y seguidores del mismo que no se lo pueden permitir, también disfruten de él. En ese punto no estoy muy de acuerdo, y pienso que forma parte de esa táctica para ganarse a los suscriptores.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s