El renacer del periodismo libre

PR05_lamarea_140413_Luisma_Serrano_Belmonte

Luisma

La libertad de expresión del periodista termina donde empieza su sueldo. Decimos del periodismo que es el cuarto poder, y en mi opinión, eso es lo que debería ser, pero no lo que realmente es. Quiero decir, que los que nos queremos dedicar al periodismo y, al mismo tiempo, vivir de él (parece mentira que en los tiempos que corren haya que hacer semejante aclaración), tenemos difícil el poder gozar de una completa libertad de expresión por aquello de “No morder la mano de quien te da de comer”. A estas alturas todos sabemos que detrás de los medios hay intereses, y detrás de esos intereses hay dinero, y eso se acaba traduciendo en las publicaciones del propio medio, firme quien firme la publicación.

foto ppoint

La Marea es un medio, creado por una cooperativa, que lucha precisamente contra eso, lucha por publicar una información libre. Cuando digo libre, no quiero decir objetiva, ni quiero decir completamente imparcial, porque eso, como todos sabemos, es imposible. Cuando hablo de prensa libre, hablo de que publican lo que quieren y como quieren, sin ser presionados por esa “mano que les da de comer”. Y todo esto lo han conseguido porque la mano que les da de comer es una asamblea en la que todo aquel que lo desee puede entrar y tener derecho a voto, previo pago de 1000 euros, porque como no se han colocado a ningún pez gordo detrás, se tienen que mantener de algún modo, ya que además, los beneficios que les aporta la publicidad son, como mucho, el 10% de los que tiene el medio y esto es, de nuevo, para que nadie pueda condicionar lo que se publica desde fuera.

Si hubiera más medios así, o si todos fueran así, estaríamos hablando de una opinión pública mucho más rica, mucho más pura y, por supuesto, mucho menos manipulada de la que tenemos en España. Y es que, independientemente de las ideas que muestre La Marea como medio, lo que cabe destacar es su lucha por no ser manipulada. Cada lector tendrá sus opiniones, y claro está que la línea editorial de La Marea no puede satisfacer la de todos los usuarios de prensa escrita, por esto mismo, si existieran medios que emitiesen opiniones completamente opuestas a las de este periódico, pero estuvieran financiados de la misma forma, y tuvieran la misma política de empresa que tiene la cooperativa MásPúblico, estaríamos hablando de una prensa libre, y por consiguiente un lector mucho más libre, mucho mejor informado. Entonces hablaríamos sin miedo a equivocarnos del periodismo como cuarto poder real.

Quizás no sea necesaria una cooperativa para poder llegar a publicar información libre, pero volvemos a lo de antes, un medio de comunicación no se mantiene sólo, y para hacer frente a gastos de tal envergadura hace falta un dinero que, si parte de una sola persona, o de una agrupación o empresa poderosa, tendrá como consecuencia que las ideas publicadas por el medio serán las de esa empresa, por tanto, pocas opciones quedan para hacer periodismo libre, y una de ellas es la que ha utilizado la cooperativa MásPúblico, y ya sea porque “El hambre agudiza el ingenio”, porque su vocación periodística no estaba dispuesta a soportar más golpes como el que recibieron con el diario Público, o por el motivo que sea, lo cierto es que ha salido a la luz un medio con hambre de libertad y de verdad y que se aleja de la manipulación.

Según expuso Toni Martínez en la charla que dio en la Universidad Miguel Hernández de Elche el pasado 10 de abril, las banderas de su medio, La Marea, son las siguientes: Libertad, Igualdad, Laicidad, Defensa de lo público, Economía Justa, Memoria Histórica, Movimientos sociales, Trabajo digno, Medio Ambiente, República, Vivienda digna, y Cultura libre. Los rasgos editoriales que nos presenta este periódico mensual, están perfectamente adaptados a los tiempos que corren y a las necesidades de los usuarios, habiendo participado estos, además, en la elección de los mismos, y dejándolos claros desde el principio de los días de este joven medio.

Esta publicación no esconde sus ideas, pero al mismo tiempo, sin faltar a estos principios, pretende ser lo más objetivo posible; como muestra de ello, podemos ver entre sus páginas una aclaración de un artículo que recibió ciertas críticas por parte de algunos usuarios, en la que se explica claramente que éste era un artículo de opinión y únicamente eso, de una persona bastante cualificada sobre el tema que se trataba, asimismo, señalaban que quizás debieron haber publicado otro artículo expresando una opinión contraria a la que se mostró para tratar así el asunto con mayor objetividad, y se disculparon por no haberlo planteado. Un forma más de demostrar que el medio también es propiedad de sus lectores.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s